9 CLAVES probadas CIENTIFICAS para acabar con la GRASA CORPORAL


1. Dormir más: Dormir las horas suficientes aumenta tu metabolismo, recupera tus músculos para el día siguiente y reduce el estrés. Además, los niveles más elevados de la hormona denominada Ghrelina - que se producen cuando el sueño es insuficiente - contribuyen a incrementar el hambre y reducir el gasto energético.

2. No desayunar azúcar: Los carbohidratos simples ingeridos tras el ayuno de la noche generan un pico elevado de insulina y altos niveles de energía que, de no ser usada inmediatamente, será almacenada por tu organismo para su uso posterior. Por tanto, si tu objetivo es perder grasa, deberás reducir o eliminar del desayuno este tipo de alimento.

3. Entrenar con el estómago vacío por la mañana: Realizar deporte en ayunas es fundamental para quemar hasta 3 veces más grasa que en otro momento del día, tal y cómo subrayan numerosos estudios. La razón es que a lo largo del día la fuente principal de energía para el cuerpo son los carbohidratos, pero tras la noche, si realizas deporte en ayunas tu organismo debe quemar grasa corporal para producir esa energía.


4. Centrarse en el entrenamiento de fuerza: Aunque muchas personas creen que el ejercicio cardiovascular es la mejor opción para perder peso -utilizando la elíptica o la bicicleta como aparatos-, el entrenamiento de fuerza es muy positivo para perder grasa y mantener la masa muscular existente, realizando repeticiones y ejercicios de pesas. También incrementa tu metabolismo y es positivo para el equilibrio hormonal.

5. Entrenamientos cortos pero intensos de cardio: Aunque el entrenamiento de fuerza debe ser el foco de cualquier plan para perder grasa, el complemento ideal es HIIT (High Intensity Interval Training), que implica entrenamientos cortos y ejercicios a un ritmo de trabajo muy alto. Son muy recomendables las rutinas de entrenamiento Tabata, que podés realizar en casa a partir de nuestros videos de youtube.

6. Comer de acuerdo a tu cuerpo: Existen tres tipos de somatotipo: endomorfo, mesomorfo y ectomorfo, los cuales dependen principalmente de la genética. Según cada somatotipo tendrás mejor predisposición para unos deportes u otros, además de diferentes predisposiciones para ingerir unos u otros tipos de macronutrientes.

7. Cenar de forma saludable: No cenar demasiado tarde ni empacharse es fundamental (las famosas porciones), no solo para no almacenar grasas, sino para alinearte con tu ciclo de sueño y experimentar un descanso reparador. Aunque es un asunto controvertido, diversos nutricionistas defienden que puedes consumir perfectamente carbohidratos por la noche -de manera idéntica al resto del día-, ya que que ganes peso o no dependerá del equilibrio de tu dieta, de las proporciones de macronutrientes que uses y de tu genética y metabolismo.

8. Evitar el estrés: Es recomendable consumir alimentos que luchen contra este mal de siglo XXI y realizar ejercicios y técnicas de relajación. El estrés libera cortisol, conocido como “hormona de la grasa”, porque puede producir obesidad troncular, ya que redistribuye la grasa y la conduce a la zona abdominal.

9. Comer grasas saludables: Para quemar grasas y adelgazar no es preciso borrarlas de tu dieta, ya que son una parte esencial de nuestras necesidades dietéticas y fundamentales para mantener un equilibrio hormonal saludable. Evita las grasas trans, la comida industrial y los azúcares añadidos, pero opta por fuentes saludables de grasa como los aguacates, las aceitunas, el pescado azul como el salmón o los frutos secos.


Espero que les sirva para continuar o comenzar, si es la primer entrada de nuestro blog que ven, su vida saludable para convertirla en un habito de vida saludable.


Siganos en nuestras redes sociales para mas info en @modonentrena y en nuestro canal de youtube para mas info y entrevistas a gente como vos, como nosotros y que buscamos los mismos objetivos = LA SALUD sin que resulte un sacrificio sino una accion linda de todos los dias.


© 2020 Todos los derechos reservados. Modonentrena.com